Objetivos para paisajes

Objetivos recomendados para fotografiar paisajes

Imagina que estás preparando tu viaje soñado, a un lugar con las mejores vistas que has presenciado. Imagina que estás haciendo la mochila con tu cámara y tu equipo y llega la temida pregunta… “¿Qué me llevo como objetivo para paisajes?”

Es normal que te haya pasado no una, ni dos, sino muchas más veces, porque es la pregunta del millón en lo que a fotografía de viajes se refiere (junto a la cantidad óptima  de calcetines que llevarse).

Así que, aquí vamos a repasar cuáles son los mejores que podéis usar y a desmentir un par de mitos que te están evitando conseguir buenos resultados en tus escapadas.

Características de los objetivos para paisajes

Ahora sí, volvemos a lo que toca. ¿Qué características debe tener un buen objetivo de paisajes?

Sencillote y rápido; te lo cuento en tres puntos.

  1. Ligero: Si tienes que irte de caminata hasta llegar al punto donde quieres hacer tu foto, vas a agradecer llevar poco peso. Pensando en esto, lo mejor es que tu objetivo sea lo más ligero posible,
  2. Versátil: Las lentes fijas están ways, pero esto te limita mucho la creatividad, sobre todo e lo que a paisajes se refiere. Tener un zoom con el que, sin moverte del sitio, puedas hacer diferentes tomas es clave e esto.
  3. Luminoso: Sí, has leído bien, he dicho luminoso. Y ahora tendrás en la cabeza algo tipo “pero una persona con trípode una vez me dijo que los paisajes se hacen a partir de f/8”. Y yo te diré “sí, sería una persona con trípode… y nietos”. Olvídate de ese recurso demodé y abraza los primeros planos desenfocados, tus fotos lo agradecerán.

Aparte, hay un par de puntos importantes a tener en cuenta, sobre todo si, aparte de paisajes, vas a hacer algo de aventura o fotos “extremas” y es que el objetivo esté sellado (el spray de las cascadas es muy simpático).

El segundo, ya más secundario, valga la redundancia, es que tengan un diámetro grande, ya que esto hará que tengan menos viñeteo y los filtros que puedas usar funcionen mejor.

Pero vaya, que no es esencial.

La distancia focal perfecta

Antes de meternos en todo lo gordo, tengo que dejar clara una cosa que, posiblemente, haga que te sude el cerebro.

Puedes hacer fotos de paisajes con cualquier distancia focal.

(Explosión a lo Michael Bay)

Nadie sabe por qué, pero tenemos metido en la cabeza que los paisajes se fotografían sólo con objetivos angulares para poder captar toda la escena…

Normal que luego todas las fotos que hay por ahí sean iguales.

objetivos para paisajes
Estas dos fotos de paisaje están hechas a la misma distancia, y no, no son 24mm, sino a 85.

Así que olvídate de eso, la fotografía de paisajes es algo que depende de lo que quieras captar.

Puede que te haya poseído el espíritu de Ansel Adams y quieras mostrar mucha escena y necesites distancias cortas (aunque Ansel también se venía arriba con distancias largas).

O puede que seas como yo y te gusten los detalles lejanos, por lo que necesites un buen zoom.

Y sí, has leído bien, me acabo de poner como ejemplo junto al mayor referente histórico en paisajes… no me lo tengas en cuenta.

Lo bueno de usar distancias largas es que no distorsionan tanto la imagen y juntan los planos, por lo que da más sensación de cercanía y de escena compacta.

Así que no te cierres sólo a angulares o puede que te pierdas encuadres increíbles.

Objetivos recomendados

Vamos a por lo que realmente has venido; los objetivos que te pueden ir bien para fotografiar paisajes.

Aquí diferenciamos dos tipos que, si no conoces, vamos a ver en un resumen rápido.

Focales fijas

Son más luminosas, tienen más calidad, puesto que tienen menos componentes internos y también son más ligeros. Por contra, son menos versátiles y, si no tienes posibilidad de moverte por el entorno, tendrás sólo una escena que fotografiar.

Focales variables

Básicamente, son lo contrario a las anteriores. No consiguen la luminosidad de las fijas y, debido a su complejidad interna, suelen tener más aberraciones y viñeteo, además de pesar más.

La parte buena es que son muy, muy versátiles y, sin necesidad de moverte del sitio, tendrás cantidad de fotos diferentes. Sobre todo si coges rangos muy amplios, como el 18-200mm.

Entonces… ¿cuál me compro?

Llegado este momento, tienes que hacerte una pregunta.

¿Qué tipo de paisajes quieres fotografiar?

Si la respuesta es no, vas a necesitar un objetivo que te ofrezca varias posibilidades, para que explores todas y tengas variedad de resultados hasta que encuentres lo que quieres.

Si la respuesta es sí, sólo tienes que buscar la distancia focal para ese tipo de fotos e ir a por el objetivo que más se adapte a tu presupuesto.

Vamos a verlo con ejemplos precisos.

Paisajes cercajos

Quieres captar mucha escena, así que necesitas un objetivo con distancias cortas.

Para este tipo de fotos, las distancias entre 12 y 24mm van genial, así que, dependiendo de tu presupuesto, tienes varias opciones que elegir:

Presupuestos bajos: Objetivos como el Tamron 10-24mm f/3.5-4.5 Di II VC HLD o el Sigma 16mm f/1.4 DC DN para Sony. Ambas muy buenas opciones y que te permitirán empezar en los paisajes sin problemas.

Presupuestos altos: Si te pesa la billetera, puedes ir un paso más allá y coger lentes que dan mejores resultados en cuanto a calidad, como, por ejemplo, el Canon 16-35mm f/4L IS USM, el Nikon 14-24mm f/2.8G ED o el Sony 16-35mm f/4 ZA OSS.

Paisajes variados

Por otro lado, si lo que te interesa es hacer fotos más variadas y tener la posibilidad de planos más abiertos a otros más cerrados, lo ideal es cogerse uno de los objetivos denominados “todoterreno”.

Presupuestos bajos: Ya seas de Canon o de Nikon, la apuesta por el Tamron 24-70mm f/2.8 Di VC USM es perfecta y, si tienes Sony, el Sigma 28-70mm f/2.8 DG DN Art te vendrá como anillo al dedo (aunque será un anillo muy pesado).

Eso sPresupuestos altos: Rascarse el bolsillo nunca ha sido tan fácil como con los objetivos todoterreno. El Canon 24-70mm f/2.8L II USM, su equivalente Nikon 24-70mm f/2.8 G ED o, por último, el buque insignia, Sony 24-70mm f/2.8 GM.

Paisajes lejanos

Por último, los objetivos que te van a traer a la cara los elementos más lejanos (y también los que más dolor de espalda te van a dar).

Presupuestos bajos: Para Canon, tienes un Tamron 70-300mm f/4-5.6 Di USD que te arreglará el día. Por otro lado, tienes el Nikon AF-P DX 70-300mm f/4.5-6.3G ED VR (un premio si te lo aprendes) o el Tamron SP 70-300mm f/4-5.6 Di USD para Sony.

Presupuestos altos: Ésta es fácil; Canon EF 70-200mm f/2.8L IS II, Nikon Nikon AF-S 70-200mm f/2.8 G ED VRII o la versión semiasqeuible de Sony, el Sony FE 70-200mm f/4G OSS.

Aunque, si quieres un tele de calidad y sin tener que hipotecarte, el Tamron SP 70-200mm f/2.8 Di VC USD está disponible en todas las monturas y te deslumbrará (metafóricamente hablando).

Conclusión paisajística

La moraleja es sencilla; no hay un objetivo para paisajes perfecto, todo depende de lo que quieras hacer… y de tu bolsillo.

Lo que sí que has visto son varias características que te harán todo más sencillo, así que ve a por ellas y lo notarás en los resultados, te lo aseguro.

Ahora cuéntame en los comentarios… ¿qué lente usas tú para paisajes o cuál es tu favorita de todas? 😀

Deja una respuesta